Some people would have taken this opportunity to hang out with friends, but…like…have you ever seen a possum on a summer night? How he just comes shuffling out of nowhere all by himself, all beady-eyed and content and solitary, heading through the dark to who knows where? I am essentially a possum.

John Darnielle, All Hell West Texas (via awwhellwesttexas)

books0977:

Portrait of Henriette Sontag (1831). Hippolyte (Paul) Delaroche (French, 1797-1856). Oil on canvas. The Hermitage.
Sontag (1806-1854) was a German coloratura soprano. Delaroche depicted Sontag in the costume of Donna Anna from Mozart’s opera Don Giovanni. This role, which the singer first performed in Paris in 1828, was one of the best in her repertoire. The strict composition is softened by the gentle incline of the head. The thoughtful dreamy gaze endows the face with a melancholy sadness.

books0977:

Portrait of Henriette Sontag (1831). Hippolyte (Paul) Delaroche (French, 1797-1856). Oil on canvas. The Hermitage.

Sontag (1806-1854) was a German coloratura soprano. Delaroche depicted Sontag in the costume of Donna Anna from Mozart’s opera Don Giovanni. This role, which the singer first performed in Paris in 1828, was one of the best in her repertoire. The strict composition is softened by the gentle incline of the head. The thoughtful dreamy gaze endows the face with a melancholy sadness.

Pero estos últimos años han sido duros. Una generación triste, según Lola. No, esta generación no tiene nada que ver con la tristeza, es mucho peor que eso. Somos bastante más infelices. Algo o alguien, quién puede saberlo, nos ha bajado el lomo hasta el piso para hacernos morder mierda. Éramos gigantes, unas estrellas. Creíamos en tantas cosas: no creemos en nada. ¿En qué creerá Pascual? Qué será lo que lo mantiene dando vueltas por los bares, llorando abrazados de los amigos, renegando de todo, dándole vueltas a las mismas historias. Si por lo menos lo hubiera dejado todo. Si se hubiera olvidado de todo esto, se habría conseguido un buen trabajo. Él podía hacerlo. Tendría familia, hijos. Se diría que no hizo la revolución, mala suerte, pero estoy viviendo lo mío, tengo tranquilidad. No tiene fibra para eso. No es un canalla, menos que muchos de nosotros. Quisiera hacérselo comprender. No vale la pena, ya no tiene consuelo. Mejor termino de emborracharme. Emborracharse con un amigo es un deber, mucha virtud para quien lo cumple.

Victoria de Stefano - El desolvido

En una ocasión había llegado a creer que el hecho de que pensáramos las mismas cosas nos hacía iguales. Había una gran diferencia y todo hacían o dejaban de hacer me lo revelaba, habían conquistado la libertad y el derecho a aspirar a ella. Eso había nacido con ellos, con sus padres, con sus antepasados más lejanos, llevaban esa luz en la frente, en medio de los dos ojos y era una luz que les trasmitía calor a sus brazos y a sus manos que empuñaban naturalmente un Fal, o una piedra, el arma, cualquier que ella fuera, con el nombre que tuviera, sin ideas dobles, sin dialéctica, sin remordimientos, sin esas suntuosas pasiones que nacen en el cráneo de un rebelde. De uno que lo es porque la metafísica le dijo: No. Que ha descubierto lúcidamente (sólo por instantes) que su talento es como el pétalo de una amapola, y está a la búsqueda de una disciplina más apta a su fracaso, que cree haber encontrado un camino en esa vida ardua en cuyo final hay una aurora que desploma los horizontes

Victoria De Stefano - El desolvido

Todos me dicen. Pascual tan inteligente y con ese porvenir tan brillante por delante… venirlo a echar todo por la borda. ¡Qué lástima! Encerrado, preso y quién sabe por cuántos años. Esto no es Europa, mijo. Allí todo es diferente. Países civilizados, tanta cultura produce individuos ecuánimes, tolerantes. Fíjate que hasta a los maricos los dejan tranquilos. Este país, en cambio, es una vorágine. Todo se lo traga… Un hombre de tu talento no sirve para esos trotes de guerras, hay muchachones de barrio, activistas acostumbrados a las durezas de esa vida, no son como tú que te criaste en un ambiente holgado, lleno de comodidades.

Victoria de Stefano - El desolvido